La Bestia Vuelve a Casa

De todos los géneros que prosperaron en la Era Dorada de Hollywood (el musical de la M-G-M y las cintas de gángsteres de la Warner, por ejemplo), el único que sobrevive y que es cultivado como parte del legado de la empresa es el de los “monstruos clásicos” de la Universal. De hecho, el maquillaje que realizó Jack Pierce para la criatura de Frankenstein y para el Hombre-Lobo son una marca registrada del estudio hollywoodense. Nunca imaginó Carl Laemmle, fundador del estudio, que estas truculentas películas de terror no sólo lograrían que la empresa sobreviviera a la Gran Depresión sino que terminarían trayendo ganancias casi un siglo después de filmadas.

El panteón de monstruos de la Universal está integrado por Drácula (a imagen y semejanza de Bela Lugosi), la criatura de Frankenstein (según lo interpretó Boris Karloff y lo maquilló Jack Pierce), la Momia, el Hombre Invisible (con el rostro cubierto de vendas y la voz aristocrática de Claude Rains), el monstruo de la Laguna Negra y el Hombre Lobo. Ya en 2004 Universal trató de revivir a varios de ellos con el filme Van Helsing, pero quizás el tono camp de la película de Stephen Sommers fue contraproducente: la propuesta era más un homenaje al género de aventuras y a los seriales de los años 30 (justo como Sommers hizo en su versión de La Momia) que una auténtica resurrección del cine de horror.

De allí que la Universal haya decidido volver a lo básico para resucitar a los “monstruos clásicos” del estudio: hacer simple y llanamente películas de terror, que asusten al espectador. Hoy sabemos que el cineasta Guillermo del Toro –experto en eso de tocar las fibras del miedo en el público– tiene listo un tratamiento para filmar una nueva adaptación de la novela Frankenstein (que retomará una vez que concluya el rodaje de El Hobbit en Nueva Zelanda). Y desde 2005 Universal se planteó seriamente relanzar uno de sus títulos más preciados, El hombre lobo.

La tarea no era fácil. La saga de El hombre lobo en la Universal comprende cuatro películas, si se parte del título Werewolf of London (1935), primer intento del estudio por abordar el tema de la lincantropía. Pero sería el enorme éxito de El hombre lobo (1941), del director George Waggner, el que introduciría a este monstruo dentro de la cultura pop estadounidense. De hecho, la criatura terminaría apareciendo en cinco películas más de la Universal hasta que el personaje quedó totalmente desgastado, una mera sombra del poder pavoroso que evocó en la cinta de 1941.

Tres elementos hicieron de El hombre lobo un clásico del cine de horror. En principio, está el personaje de Larry Talbot, más víctima que vicioso asesino, un monstruo que genera compasión en el espectador, creación original del guionista Curt Siodmak (hermano del genial director Robert Siodmak), quien creó la frase que todo aficionado al cine de terror sabe de memoria: “Even a Man who is pure at Heart and says his prayers by Night, may become a Wolf when the wolfane blooms and the autumn Moon is full and bright”. El otro elemento es el maquillaje creado por Jack Pierce, que curiosamente evoca más a un puercoespín que a un lobo. Y, finalmente, la actuación de Lon Chaney Jr., plena de vulnerabilidad y desesperación, y por la que se vería encasillado en el género de terror por el resto de sus días. Universal explotó su vinculación de hijo del legendario Lon Chaney, que aterró a multitudes en los años 20 en películas como El fantasma de la ópera y El jorobado de Notre Dame.

De aquella historia poco sobrevive en la nueva versión de El hombre lobo (2010) dirigida por Joe Johnston que ahora se exhibe en Venezuela. Se mejora el aspecto anacrónico de la original –elemento frecuente en las cintas de terror de la Universal en los años 30, como, por ejemplo, viviendas y medios de locomoción del siglo XIX mezclados con ropas y laboratorios contemporáneos– para ubicarse en un ambiente gótico, propicio para las supersticiones, sombras y sensación de decaimiento moral. Encontrar el tono justo para la historia fue difícil: el director original (el talentoso Mark Romanek) abandonó el proyecto faltando dos semanas para el inicio del rodaje; se desechó la banda sonora compuesta por Danny Elfman y luego se volvió a incorporar; hubo polémicas sobre el montaje final del filme; se re-filmaron algunas escenas y, finalmente, lo que más ofendió a algunos fanáticos del género de horror, se sustituyeron muchas de las transformaciones creadas por el maestro del make-up Rick Baker (ganador del Oscar por el maquillaje de Un hombre lobo en Londres) por animaciones hechas en computadora.

Si se mira bien, el ambiente gótico le viene como anillo al dedo a la historia. Una de los relatos mejor logrados de hombres lobos es el cuento La caza (The Kill), escrito en 1931 por Peter Fleming (hermano mayor de Ian, el creador de James Bond), que sitúa a la bestia en el marco de una maldición que involucra a terratenientes aristocráticos y la campiña inglesa. Ese es el marco trágico perfecto para la historia del también trágico Larry Talbot, interpretado en esta oportunidad por el actor Benicio del Toro, quien si se deja crecer su copiosa barba ya semeja a un hombre lobo. También genera expectativa saber que el guión fue escrito originalmente por Andrew Kevin Walker, autor del guión de Seven, aunque también recibió aportes significativos de David Self. El sello Siruela publicó una antología titulada Los Hombres-Lobo (Madrid, 1993) que reúne seis relatos que tienen como tema principal a la licantropía ambientada en escenarios góticos. Que El hombre lobo de Johnston, del Toro y Walker sea partícipe de ese espíritu ya es razón para recibir con buenas expectativas la llegada de la bestia a casa.

Gonzalo Jiménez – sagarzazu0107@yahoo.com

Gerente de Proyectos Editoriales de Cadena Capriles; en el pasado ha escrito crítica cinematográfica para el diario El Nacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: